Seleccionar página

Muchos de nuestros antepasados experimentaban dolor y pérdida de piezas dentales desde una temprana edad. Era común carecer de una boca perfecta, y no poder ingerir alimentos que permitiesen mantener una dieta variada. Actualmente la práctica totalidad de las personas que acuden al dentista y mantiene una correcta higiene bucal logran mantener todas las piezas dentales. En muchos casos la ortodoncia, implantes y blanqueamientos ayudan a mejorar la estética y las funcionalidades de la boca, como la masticación.

¿Cómo influye ir al dentista?

Ir a nuestro dentista de confianza representa un gran paso para mejorar nuestra salud bucodental. La odontología preventiva es un claro factor para conseguir mantener todas nuestras piezas dentales. Con una revisión periódica el odontólogo puede preveer zonas que van a representar algún tipo de peligro. Y en caso de que se detecte una patología, esta pueda ser curada con la mayor brevedad.

Acudir a un dentista de confianza es importante para que nos pueda transmitir el estado de nuestra salud bucodental y los diferentes tratamientos que se pueden aplicar. De esta manera podemos ahorrarnos perder piezas y episodios de dolor. Con una correcta higiene evitamos que las bacterias se acumulen formando placa. Por ello debemos cepillarnos con regularidad los dientes y acudir al dentista para que, si es necesario, nos realice una limpieza para eliminar el sarro.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies